« »

PROCEDIMIENTO DE ASILO Y PROTECCIÓN SUBSIDIARIA EN ESPAÑA.

REFUGIADOS Sin lugar a dudas, uno de los temas candentes en la actualidad son los refugiados  procedentes de los conflictos bélicos y la insolidaridad que,  desde Europa, les estamos dando como respuesta.

En el post de hoy abordaremos el procedimiento de solicitud de protección internacional.

La legislación española (Ley 12/2009, de 30 de octubre, reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria) de acuerdo con la CE y la normativa internacional establece las condiciones en que las personas nacionales de terceros países y las personas apátridas podrán gozar, en España, de la protección internacional constituida

PRESENTACIÓN Y ADMISIÓN A TRÁMITE DE LAS SOLICITUDES DE ASILO

El procedimiento se inicia con la presentación de la solicitud, que deberá efectuarse mediante comparecencia personal de los interesados que soliciten protección en los lugares que reglamentariamente se establezcan.

Los centros y  lugares reglamentariamente establecido son:

FRONTERA: La solicitud se formaliza en las dependencias habilitadas en los puestos fronterizos, en aeropuertos y en puertos internacionales.

CIE: El centro deberá trasladar la solicitud a la Oficina de Asilo y Refugio para que sea tramitada.

DENTRO DEL TERRITORIO: La solicitud, dentro de territorio nacional, se presentará en las Comisarías de Policía autorizadas, Oficinas de Extranjeros  y OAR (Oficina de Asilo y Refugio).

ACCESO DIPLOMÁTICO: Con el fin de atender casos que se presenten fuera del territorio nacional, siempre y cuando el solicitante no sea nacional del país en que se encuentre la Representación diplomática y corra peligro su integridad física, los Embajadores de España podrán promover el traslado del o de los solicitantes de asilo a España para hacer posible la presentación de la solicitud.

Una vez solicitada la protección, la persona extranjera no podrá ser objeto de retorno, devolución o expulsión hasta que se resuelva sobre su solicitud, o ésta no sea admitida.

Cuando una persona extranjera, que no reúna los requisitos necesarios para entrar en territorio español, presente una solicitud de protección internacional en un puesto fronterizo, el Ministro del Interior podrá no admitir a trámite la solicitud mediante resolución motivada cuando en dicha solicitud concurra alguno de los supuestos previstos en el apartado primero del artículo 20 de la Ley 12/2009. Contra la resolución de inadmisión a trámite o de denegación de la solicitud se podrá, en el plazo de dos días contados desde su notificación, presentar una petición de reexamen que suspenderá los efectos de aquélla. En todo caso la persona solicitante de asilo permanecerá en las dependencias habilitadas a tal efecto.

En cuanto a las solicitudes presentadas dentro del territorio nacional, el Ministro del Interior, a propuesta de la Oficina de Asilo y Refugio, podrá, mediante resolución motivada, no admitir a trámite las solicitudes por falta de competencia para el examen de las solicitudes o por falta de requisitos.  En este caso, la no admisión a trámite deberá notificarse en el plazo máximo de un mes contado a partir de la presentación de la solicitud. El transcurso de dicho plazo sin que se haya notificado la resolución a la persona interesada determinará la admisión a trámite de la solicitud y su permanencia provisional en territorio español, sin perjuicio de lo que pueda acordarse en la resolución definitiva del procedimiento. La no admisión a trámite conllevará los mismos efectos que la denegación de la solicitud.

Cuando la solicitud de protección internacional se hubiera presentado en un Centro de Internamiento para Extranjeros, su tramitación deberá adecuarse a lo dispuesto en el artículo 21, esto es a las solicitudes presentadas en puestos fronterizos En todo caso, presentadas las solicitudes en estos términos, aquéllas que fuesen admitidas a trámite se ajustarán a la tramitación de urgencia que veremos unas líneas más abajo.

TRAMITACIÓN DE LAS SOLICITUDES

La resolución que admita a trámite una solicitud de asilo determinará el procedimiento correspondiente que podrá ser urgente (3 meses) u ordinario (6 meses).

La Oficina de Asilo y Refugio, dependiente del Ministerio del Interior, es el órgano competente para la tramitación de las solicitudes de protección internacional.

El comienzo del procedimiento ordinario  da lugar al inicio a la fase de instrucción, por parte del Ministerio del Interior. Finalizada la instrucción de los expedientes, se elevarán a estudio de la Comisión Interministerial de Asilo y Refugio, que formulará propuesta al Ministro del Interior, quien será el competente para dictar la correspondiente resolución por la que se conceda o deniegue y en todo caso, Transcurridos seis meses desde la presentación de la solicitud sin que se haya notificado la correspondiente resolución, la misma podrá entenderse desestimada.

En cuanto al procedimiento urgente, será  El Ministerio del Interior, de oficio o a petición del interesado, que acordará la aplicación de la tramitación de urgencia, previa notificación al interesado, en las solicitudes en las que concurra alguna de las siguientes circunstancias:

  1. que parezcan manifiestamente fundadas;
  2. que hayan sido formuladas por solicitantes que presenten necesidades específicas, especialmente, por menores no acompañados;
  3. que planteen exclusivamente cuestiones que no guarden relación con el examen de los requisitos para el reconocimiento de la condición de refugiado o la concesión de la protección subsidiaria;
  4. que la persona solicitante proceda de un país de origen considerado seguro, en los términos de lo dispuesto en el artículo 20.1.d) Ley 12/2009, y del que posea la nacionalidad, o si fuere apátrida, en el que tuviera su residencia habitual;
  5. que la persona solicitante, sin motivo justificado, presente su solicitud transcurrido el plazo de un mes previsto en el apartado segundo del artículo 17 Ley 12/2009;
  6. que la persona solicitante incurra en alguno de los supuestos de exclusión o de denegación previstos en los artículos 8, 9, 11 y 12 Ley 12/2009.

Como recoge el artículo 29 Ley 12/2009,  las resoluciones que hemos visto, salvo en el caso de que se haya presentado la petición de reexamen prevista en el apartado cuarto del artículo 21, en que se entenderá que pone fin a la vía administrativa la resolución que decida dicha petición, pondrán fin a la vía administrativa y serán susceptibles de recurso de reposición con carácter potestativo y de recurso ante la jurisdicción contencioso-administrativa.

EFECTOS DE LA DENEGACIÓN Y LA CONCESIÓN DEL DERECHO DE ASILO O DE LA PROTECCIÓN SUBSIDIARIA

La no admisión a trámite o la denegación de las solicitudes de protección internacional determinarán, según corresponda, el retorno, la devolución, la expulsión, la salida obligatoria del territorio español o el traslado al territorio del Estado responsable del examen de la solicitud de asilo de las personas que lo solicitaron, salvo que, de acuerdo con la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, y su normativa de desarrollo, se dé alguno de los siguientes supuestos:

a) que la persona interesada reúna los requisitos para permanecer en España en situación de estancia o residencia.

b) que se autorice su estancia o residencia en España por razones humanitarias determinadas en la normativa vigente.

Y finalmente, la concesión del derecho de asilo o de la protección subsidiaria implicará el reconocimiento de los derechos establecidos en la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados, en la normativa vigente en materia de extranjería e inmigración, así como en la normativa de la Unión Europea.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SpainEnglish