« »

PENSANDO EN EUROPEO…. El idioma de las resoluciones de expulsión.

Idioma de las resoluciones de expulsión

Idioma de las resoluciones de expulsión

     Sigo formándome en derecho europeo sobre migraciones, y cuanto más estudio, más dudas me surgen sobre la forma de llevar los procedimientos en nuestro suelo patrio, y su adecuación, o más bien inadecuación, a la normativa europea. Ahora me entran las dudas con las resoluciones de expulsión notificadas a los ciudadanos extranjeros.

El inicio de los expedientes de expulsión

            Está claro que en el acuerdo de inicio de un expediente de expulsión a un ciudadano extranjero, se ha de contar con un intérprete, en el caso de que no hable, o no comprenda adecuadamente el español. La problemática de esperar a los traductores e intérpretes de la “empresa” que centraliza estos servicios, es otro problema… digno de hacérnoslo mirar, desplazar intérpretes de otras ciudades, con el coste en tiempo y dinero que implica, teniendo intérpretes y traductores jurados en prácticamente todas las ciudades… es incomprensible, recordad que escribo desde Salamanca, y quizá muchos de los que vengan de otros puntos de España, hasta se hayan formado aquí…

            La presencia durante la notificación del acuerdo de inicio del intérprete es inexcusable, hasta el punto que, cuando se ha hecho la traducción por teléfono, los tribunales la han declarado nula. El intérprete ha de estar presente, igual que la policía, igual que el abogado. Su función en ese momento es que comprenda el expediente que se le incoa, los plazos de resolución y sus consecuencias, su derecho a realizar alegaciones, o a mostrarse conforme (quedaría sin efecto la prohibición de entrada si abandona el país durante la instrucción), etcétera. El extranjero tiene derecho a entrevistarse con el abogado, y quizá el intérprete tenga que estar igualmente presente.

La instrucción

            El procedimiento sigue su curso, realizaremos las alegaciones oportunas, y presentaremos toda la documentación que se encuentre a nuestro alcance, y antes de los seis meses que producirían la caducidad del expediente, se nos notificará la resolución.

Las resoluciones de expulsión

            Las resoluciones de expulsión estarán dictadas en idioma oficial español, sin traducción a la lengua del ciudadano extranjero, es curioso que así como para la incoación del expediente se precisa de intérprete, cuando el expediente no es más que una amenaza (cierta) de un mal futuro (la expulsión), cuando se dicta la resolución que convierte la amenaza en una realidad tangible, no está previsto, ni la asistencia de intérprete en ese momento, ni que al interesado se le entregue una copia en su idioma, o al menos en alguno de los idiomas oficiales que configuran el “Espacio Schengen” a mayores que el nuestro, tengamos en cuenta que la resolución de expulsión incorporará una prohibición de entrada en todo el Espacio Schengen.

            El art. 12 de la Directiva 2008/115/CE “de retorno” o “de la vergüenza” dice que las decisiones de retorno y las decisiones de prohibición de ingreso se deben dictar por escrito en una lengua que el individuo comprenda, incluyendo la información relativa a los recursos jurídicos disponibles, a este fin los estados miembros de la UE deben publicar documentos informativos traducidos a las cinco lenguas más comunes de los grupos de inmigrantes asentados en el estado miembro…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SpainEnglish