« »

MEDIDAS ANTIDISCRIMINATORIAS. Indiferencia.

Medidas antidiscriminatorias

Ante nuestra indiferencia

“A los efectos de esta Ley, representa discriminación todo acto que, directa o indirectamente, conlleve una distinción, exclusión, restricción o preferencia contra un extranjero basada en la raza, el color, la ascendencia o el origen nacional o étnico, las convicciones y prácticas religiosas, y que tenga como fin o efecto disminuir o limitar el reconocimiento o el ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y de las libertades fundamentales en el campo político, económico, social o cultural”. Art. 23 de la Ley 4/2000 de derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social.

            Hoy quiero ser reflexivo, hemos iniciado el post con el artículo 23 de la Ley de Extranjería, pero podíamos haberlo iniciado con la Declaración Universal de Derechos Humanos, o la Carta Europea de Derechos Humanos. La tragedia, de quien deja su tierra porque su vida peligra en ella, bien por los conflictos bélicos sobre unos intereses, que normalmente no son los suyos, o bien porque sencillamente se muere de hambre allí donde nació, esa tragedia, nos hiela la sangre.

            Desde el punto de vista jurídico, se nos llena la boca con artículos y títulos en leyes como el de este post: medidas antidiscriminatorias, pero sin embargo y con el descaro de querer ampararse en esta misma ley, se permiten “devoluciones en caliente”, es decir, sin comprobar absolutamente nada, ni tan siquiera la identidad, se devuelven por donde han entrado, a quienes ni tan siquiera se les permite pedir formalmente asilo o refugio. Si no se comprueba ni tan siquiera la identidad, ¿cómo sabemos que no está en condiciones de pedir esa protección internacional?¿Dónde está el respeto de sus derechos?

            Reflexionando, creo que acallamos nuestra conciencia diciendo que tenemos normas y leyes que prohíben las conductas discriminatorias por razón de procedencia, pero, sin embargo hasta para tragedias humanitarias ponemos cupos… nos engañamos, hacemos dormir nuestra conciencia, delegamos nuestra propia dignidad y la forma de tratar la ajena.

            Hoy veo las fotografías de los ciudadanos sirios que llegan a Grecia… hace unos días los barcos de… , o las pateras de… o la lamentable trata de seres humanos… sin hablar de nuestras alambradas, que ya no son noticia, ahora, la semana pasada lo era el eurotúnel….o la absurda muerte de quien huye perseguido por vender míseros CD… eso sí, piratas…

             Ese mismo artículo dice que constituye acto de discriminación los efectuados por la autoridad o funcionario público que en ejercicio de sus funciones, por acción u omisión, realice cualquier acto discriminatorio prohibido por la ley por la sola condición de ser extranjero, o por pertenecer a una etnia, raza o religión. O todos los que impongan condiciones más gravosas aque a los españoles o que impiquen resistencia a facilitar a un extranjero bienes o servicios ofrecidos al público. Se me viene, entre otros muchos ejemplos a la mente el registro de parejas de hecho, que por el mero hecho de ser extranjero, exige la residencia legal, se niega la inscripción de una relación civil a quien no tenga papeles, insisto, por poner un ejemplo.

            En ocasiones, como a otros muchos abogados, nos ha tocado defender a ciudadanos extranjeros a quienes se les ha sorprendido trabajando, no robando, insisto trabajando para poder comer… pero con el terrible delito de hacerlo con la tarjeta de identidad de otro conciudadano suyo… defender esa falsedad documental, famélica en el sentido más estricto de la palabra, me hace estremecer… hoy estoy menos jurídico y más reflexivo sobre hacia dónde nos dirigimos, sobre dónde hemos dejado nuestros valores humanos, porque evidentemente, ya no los tenemos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SpainEnglish