« »

LA EXPULSIÓN: novedades en el incumplimiento de la prohibición de entrada

 

Prohibición de entrada

Prohibición de entrada y reinicio del cómputo… ¿solamente?

           Hasta ahora, no tenía mucho sentido diferenciar entre expulsiones judiciales, administrativas o mixtas, salvo la discusión académica, o la consecuencia relativa a la prohibición de entrada en el Espacio Schengen, menor en las administrativas (generalmente un año) y mayor en las judiciales (generalmente cinco, aunque con un límite de diez) sin embargo la reforma del código penal nos trae novedades con las que cobra sentido distinguir entre un tipo de expulsión y otros, ya que las consecuencias de su incumplimiento, de su quebrantamiento, van a ser muy distintas.

            Se viene entendiendo que la expulsión administrativa es aquella que tiene su origen únicamente en la estancia irregular, ejemplo típico del art.53.1.a. de la Ley de Extranjería (LO 4/2000), a la que se puede sumar alguna otra conducta, por ejemplo, haber sido condenado a pena privativa de libertad superior a un año (art.57.2 LO 4/2000). El incumplimiento de la prohibición de entrada en el denominado “Espacio Schengen”, no ha variado, produce el rechazo, la inadmisión en frontera, o en su caso de nuevo la expulsión, comenzándose a computar de nuevo el plazo de prohibición de entrada.

 Novedades en la expulsión judicial

            Cuando la expulsión es judicial, esto es como consecuencia de la sustitución de una pena privativa de libertad, bien completa, o bien en su fase final, sustituyendo la libertad condicional por la expulsión, si que tiene peores consecuencias tras la reforma del código penal. Para poderlo entender, tenemos que tener presente que ahora las sustituciones ya no son tales, sino una figura de suspensión de la pena, y su incumplimiento tiene la consideración en cierto modo de quebrantamiento.

             El código penal reformado distingue dos momentos en el incumplimiento, si el extranjero es sorprendido en la frontera, se rechazará en frontera, y comenzará de nuevo el cómputo de prohibición de entrada, aquí no hay cambios respecto a la regulación anterior.

             Si le sorprenden habiendo entrado en España, en primer lugar la previsión del código penal (art.89.7) es que tendrá que cumplir las penas que le fueron sustituidas. De forma excepcional, a criterio del juez o tribunal sentenciador, en atención a la duración de las penas, cuando el cumplimiento íntegro resulte innecesario para asegurar la defensa del orden jurídico, podrá reducir el tiempo de cumplimiento, sin que el código penal nos diga en cuanto.

             Y aunque el artículo no lo diga, se desprende claramente que finalizado el cumplimiento de la pena sustituida, íntegra o acortada, se procederá de nuevo a la expulsión del ciudadano extranjero, con nueva prohibición de entrada.

 ¿Abrirán un nuevo proceso por el quebrantamiento?

            Ante esta forma de abordar el incumplimiento de la prohibición de entrada judicial, podría surgir la duda de si realmente estaríamos ante un quebrantamiento de condena, con lo que significa, nuevo procedimiento y nueva condena que se suma a la quebrantada… tras un rato de reflexión, creo que tenemos que llegar a la conclusión de que aunque revista cierta forma de quebrantamiento, no tiene las consecuencias de un quebrantamiento de condena, sino las específicas, que hemos visto, previstas en el propio artículo 89 del código penal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SpainEnglish