« »

DE LA ESTANCIA POR ESTUDIOS A LA RESIDENCIA LEGAL

modificación de situación

De la tarjeta de estudiante a la de residencia

     ¿Se puede pasar de la situación de estancia por estudios a la de residencia? La pregunta se repite con habitualidad en nuestros despachos, y la respuesta es afirmativa, pero con condiciones, cumpliendo ciertos requisitos. Son dos los caminos que podemos seguir sin tener que volver al país de origen a recoger el preceptivo visado, dentro de la Ley de Extranjería: bien vía modificación de situación, bien vía arraigo.

      No son pocos los estudiantes extranjeros en ciudades universitarias como la nuestra, que en algún momento de su estancia por estudios se plantean transformar su tarjeta de estudiante en tarjeta de residente legal. Las ventajas son evidentes, renovar sin estar pendientes de la matriculación académica, computar tiempo para el acceso a la nacionalidad española (que en situación de estancia no computa), o quizá la más importante, poder trabajar sin la limitación de la media jornada o de los periodos no lectivos que tiene la tarjeta de estudiante.

            La primera nota importante de la modificación de situación, es que no precisa visado, lo que la hace sumamente atractiva, sin duda, no tener que regresar al país de origen para solicitar en nuestro consulado el preceptivo visado, hace de esta posibilidad una alternativa muy interesante. Precisa sin embargo haber estado estudiando en España durante al menos tres años consecutivos, evidentemente en situación de estancia por estudios, es decir, con la tarjeta de estudiante en regla, con aprovechamiento en los estudios, y para evitar fuga de cerebros, no haber sido becado por el país de origen, o por programas de cooperación y desarrollo españoles.

            La tramitación es relativamente sencilla, aunque no está exenta de dificultades, o de cuestiones que tenemos que tener presente: la mayor de ellas es que la solicitud de modificación de situación no la va a realizar el interesado, sino el empleador. Esta suele ser el principal problema de los médicos MIR para transformar su tarjeta, conseguir que el gerente del centro de salud acuda a la oficina de extranjeros para realizar la solicitud de modificación de situación del aspirante.

            Esta modificación de situación puede ser extensiva a los familiares que convivan con el interesado en el momento de la solicitud, cumpliendo los requisitos de medios económicos y vivienda suficientes. Su presentación habrá de hacerse con la tarjeta de estudiante en vigor, y dentro de los noventa días anteriores a su extinción. La presentación de la solicitud, hasta su resolución supone la prórroga de la tarjeta de estudiante.

            La otra vía para pasar de la situación de estudiante a la de residente, sin retornar a buscar el visado, sería usar la figura del arraigo social, este nos requiere igualmente tres años de estancia previa en España, carecer de antecedentes penales, y contar con un contrato de trabajo sujeto a la autorización administrativa para comenzar a tener vigencia. En este caso no es el empleador, sino el interesado quien realiza la solicitud, por tanto desde ese punto de vista, mucho menos molesto, pero tiene una dificultad, un riesgo que no todos están dispuestos a asumir, requiere estar en situación de irregularidad, es decir, hay que dejar extinguir la tarjeta de estudiante.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SpainEnglish